Electrificación rural se inició en seis veredas de Chimichagua

Avanzan los trabajos de electrificación para seis veredas del corregimiento Dios me ve, jurisdicción de Chimichagua, que representa mejoramiento de las condiciones de vida para los lugareños.

Instalación de 59 kilómetros de redes de mediana y baja tensión, montaje de 30 transformadores de energía y remodelación de las redes de distribución eléctrica, son algunos de los trabajos que hacen parte del proyecto de electrificación rural que adelanta la Gobernación del Cesar en varios municipios del departamento.

De igual forma, se atenderá la parte eléctrica de la escuela rural Samuel Arrieta, para que tanto los alumnos como los profesores puedan estar cómodos en sus aulas de clases.

En esta oportunidad, las beneficiadas con el proyecto de electrificación rural, son 210 familias residentes en las veredas Higo Amarillo, El Carmen, Nuevo Carmen, El Tesoro, San Francisco y Portugal, del corregimiento Dios me ve, jurisdicción de Chimichagua.


En ejecución

Este proyecto de electrificación rural en las seis veredas del municipio de Chimichagua, fue adjudicado en febrero y las obras iniciaron en marzo; con los trabajos, se acaba la época del mechón y se dignificará la calidad de vida, principalmente se podrá trabajar mejor el campo. El gobernador (e) Andrés Meza Araújo, pidió al contratista de obra celeridad y compromiso para ejecutar este proyecto en los ocho meses estipulados en el contrato, y que los empleos que se generen sean destinados a los habitantes de estas veredas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.